¿Cuándo deberían los conductores adultos mayores entregar sus llaves?

¿Cuándo deberían los conductores adultos mayores entregar sus llaves?

Como niños pequeños, se nos enseña a respetar a nuestros mayores. Por lo tanto, cuando el automóvil que guía delante de usted conduce demasiado lento en el carril rápido, es posible que sienta la tentación de mirarlos feos. Eso es hasta que te das cuenta de que es alguien que podría ser tu abuelo. Si te preguntas si debería ser permitido que las personas mayores conducen, no estás solo. De hecho, muchos estados tienen leyes vigentes que pueden proteger a los conductores adultos mayores de sí mismos, así como mantener las carreteras seguras.

En la mayoría de los estados, obtener su licencia de conducir requiere tomar una clase y cumplir 16 años. A partir de ese día, su nivel de independencia aumenta significativamente. Esto es particularmente cierto si vives en un área donde el transporte público no es una prioridad.

La idea de perder esta libertad puede parecer injusta, pero el envejecimiento tiene efectos significativos sobre los reflejos y los sentidos que son cruciales para conducir. La población de Estados Unidos se está volviendo más vieja. De hecho, para 2030, la Administración Nacional de Seguridad del Transporte en Carreteras estimó que el 25% de los conductores serán adultos mayores. En la mayoría de las situaciones, una vez que obtiene su licencia, la tiene de por vida. Pero a medida que más estados comiencen a comprender los efectos del envejecimiento en la conducción, más personas mayores deberán someterse a volver a tomar su examen.

¿Qué le sucede a tus sentidos a medida que envejeces?

El alcohol no es el único impedimento con el que los automovilistas tienen que lidiar. A medida que las personas envejecen, sus reflejos, movilidad y visión comienzan a deteriorarse. Como resultado, su capacidad para operar de manera segura un vehículo motorizado disminuye. Esto no es solo anecdótico. Existe la ciencia que respalda que a medida que envejece, ocurren cambios físicos en las fibras nerviosas que disminuyen la velocidad de las señales que viajan al cerebro. Además, las partes del cerebro que involucran el control motor se deterioran y pierden células con el tiempo.

¿Cuál es la edad promedio que los adultos mayores dejan de conducir?

No hay límite de edad superior para evitar que un conductor anciano maneje un vehículo motorizado. Como en la mayoría de las otras áreas de la vida, la edad es un número arbitrario a la hora de entregar las llaves. Conducir se trata de su capacidad para continuar haciéndolo de manera segura.

En la mayoría de las familias, llega el momento en que los hijos, nietos, sobrinas y sobrinos comienzan a ayudar a conducir a sus seres queridos mayores a diferentes citas o reuniones sociales. Esto generalmente ocurre cuando se hace evidente que su ser querido ya no puede operar con seguridad un vehículo motorizado.

Señales de alerta temprana es hora de dejar de conducir:

  •  Perderse
  • No obedecer las señales de tráfico
  • Reacción lenta a emergencias
  • Conducir más lento que la velocidad publicada o la velocidad general de otros vehículos en movimiento
  • Falta de criterio
  • Olvidar las técnicas de seguridad comunes
  • Deterioro de las habilidades motoras
  • Visión deficiente o que empeora
  • Problemas de cognición
  • Dificultad para navegar bajo el resplandor del sol o los faros que se aproximan
  • No usar señales de giro
  • Dos o más citaciones o advertencias de tráfico en dos años

Signos severos:

  • Deslizamiento lateral
  • Hacer cambios de carril repentinos
  • Retroceder después de fallar una salida o giro
  • Abolladuras en su automóvil u objetos circundantes

El frenado repentino es otra señal de que una persona puede necesitar retirarse de conducir. Esto a menudo significa que algo les impide percibir peligros reales en el camino.

¿Cuáles son las leyes sobre la conducción de ancianos?

Como la mayoría de las cosas, las leyes que determinan cuándo una persona necesita ser reevaluada depende de su estado. A nivel nacional, 30 estados y el Distrito de Columbia tienen reglas especiales con respecto a las licencias de conducir para adultos mayores.

Estas reglas pueden requerir que los conductores mayores renueven su licencia:

  • Más a menudo, como cada dos años o cada año
  • En persona
  • Realice una prueba de manejo para cada renovación
  • Aprobar un examen de la vista
  • Restricciones en la conducción de autopistas
  • Conducir solo cuando un conductor con licencia (21 años o más) está en el asiento delantero
  • Conducir solo durante el día
  • Audífonos mientras conduce

Limite la operación de vehículos a aquellos equipados con espejos exteriores, transmisión automática o dirección asistida. En algunos estados, las personas pueden denunciar a un adulto mayor al Departamento de Seguridad Pública de su estado si les preocupa la seguridad del automovilista. Un informe puede requerir una audiencia en la que los funcionarios evaluarán el estado de la licencia de conducir de una persona mayor.

Cómo evaluar la capacidad de conducción de su ser querido

Incluso cuando un conductor adulto mayor mantiene su salud, todavía llegará un momento en que deberán entregar las llaves. Puede ser difícil evaluar la capacidad de conducción de su ser querido, especialmente cuando no lo ve todos los días. Una de las formas más fáciles de determinar si es necesario quitar las llaves es escuchar a su ser querido.

Consejos para mantenerse independiente

Si es así o si tiene un ser querido anciano, hay algunos pasos que puede seguir para protegerse y conservar su licencia.

  • Siga un programa regular de ejercicio o actividad para aumentar la fuerza y la flexibilidad.
  • Pídale a su médico o farmacéutico que revise los efectos secundarios o las interacciones de los medicamentos recetados y de venta libre.
  • Controle sus ojos al menos una vez al año.
  • Conduzca durante el día y cuando el clima esta bueno.
  • Planifique una ruta con calles bien iluminadas, intersección con flechas protegidas y fácil estacionamiento.
  • Evite distracciones como la radio, el teléfono celular, enviar mensajes de texto y comer.
  • Busque transporte público o servicios de transporte compartido.

Si comienza a notar una disminución en sus tiempos de reacción o comienza a temer o temer conducir, puede ser el momento de entregar las llaves. Ya no es necesario depender de los miembros de la familia o las compañías de taxis para salir; los adultos mayores pueden usar servicios de transporte compartido como Uber o Lyft.

Muertes en choques por edad

Las caídas y los accidentes automovilísticos son las principales causas de lesiones y muerte en adultos mayores. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hay casi 42 millones de conductores mayores con licencia en los EE. UU. Esto es un 56 por ciento más que en 1999. Las tasas de mortalidad por choque entre las personas de 20-24 años representan el 18.4% de las muertes. Del 25 al 74, estas tasas disminuyen significativamente y permanecen relativamente estables. Sin embargo, estas tasas suben al 15% para las edades de 75-79 y suben el 17.8% para los 85 y más.

Esta tendencia se ha atribuido más a un aumento en la susceptibilidad a lesiones y complicaciones médicas entre los conductores mayores que a más accidentes. Los adultos mayores son más susceptibles a las lesiones en una colisión; por lo tanto, se deben tomar las medidas adecuadas para reducir la probabilidad de un accidente automovilístico.

¿Cómo pueden los conductores adultos mayores mejorar su seguridad de conducción?

Los conductores mayores son más susceptibles a las lesiones por experiencias traumáticas. Sin embargo, los conductores mayores pueden protegerse haciendo lo siguiente:

Uso del cinturón de seguridad

Los adultos mayores tienen más probabilidades de usar cinturones de seguridad en el momento del choque. Para las personas mayores de 75 años, la tasa de uso del cinturón de seguridad es de alrededor del 69%. Es importante que los adultos mayores entiendan que el cinturón de seguridad puede salvarles la vida si se ven involucrados en un choque.

Conduzca cuando las condiciones sean más seguras

Cuando los conductores adultos mayores limitan su conducción durante el mal tiempo, por la noche y en carreteras de alta velocidad, limitan sus posibilidades de choques. Todas estas condiciones requieren que los conductores reaccionen rápidamente a los peligros.

No bebas y conduzcas

Mientras que los conductores mayores tienen menos probabilidades de beber y conducir, el alcohol sigue siendo un factor en el 6% de los accidentes que involucran a conductores mayores de 75 años.

¿Existen otras condiciones de salud que pueden afectar la capacidad de una persona para conducir?

Existen afecciones graves que pueden afectar su visión, audición y reflejos. Si comienza a notar signos de una afección o enfermedad, debe consultar al médico para obtener un diagnóstico adecuado de inmediato. Esto puede evitar que un ser querido se ponga a sí mismo o a otros en peligro.

Las condiciones que pueden evitar que un adulto mayor opere un vehículo de motor incluyen las siguientes:

Las cataratas son una afección ocular común, pero tratable, en la que el enturbiamiento causado por una acumulación de proteínas comienza a ocurrir entre el iris y la pupila. La condición se desarrolla lentamente a lo largo de los años hasta que finalmente comienzan a interferir con la visión de una persona.

La degeneración macular es otra condición que conduce a la pérdida de visión. Sin embargo, la degeneración macular es simplemente el empeoramiento y la pérdida de visión a medida que las personas envejecen. Afecta principalmente a personas mayores de 60 años.

La demencia afecta la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales. La enfermedad deteriora el juicio, la memoria y las habilidades de toma de decisiones. La demencia empeora con el tiempo y puede hacer que conducir un vehículo motorizado sea demasiado peligroso para la persona que lo padece.

La epilepsia es un trastorno neurológico que causa convulsiones recurrentes impredecibles. La afección puede afectar a cualquier persona de cualquier edad y puede evitar que las personas conduzcan porque puede ocurrir una convulsión mientras una persona está manejando un vehículo motorizado.

Varias otras condiciones pueden evitar que una persona opere un vehículo motorizado. Si sospecha que usted o su ser querido padecen una de estas afecciones, visite a un médico para evaluar el problema.

La Firma de Abogados Carlson puede ayudar

Nadie quiere renunciar a su independencia; sin embargo, es esencial pensar en la seguridad de los demás cuando opera un vehículo de varias toneladas. A medida que envejecemos, los riesgos asociados con el deterioro de nuestros reflejos y visión pueden ponernos en situaciones peligrosas. Cuando llegue el momento de entregar las llaves, entréguelas. Los accidentes y las colisiones se pueden prevenir por completo siempre que se tomen las medidas correctas. Si bien podemos diferir habitualmente el respeto a nuestros mayores, el estatus de un conductor mayor no los protege de las leyes que rigen la negligencia en la operación del vehículo. Las personas mayores siguen siendo responsables de cualquier daño o lesión que puedan causar.

Si ha sido lesionado por un conductor adulto mayor en un accidente automovilístico, comuníquese con La Firma de Abogados Carlson.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Other Blogs