Niños Hispanos a Mayor Riesgo de Muerte por Accidente de Auto

Niños Hispanos a Mayor Riesgo de Muerte por Accidente de Auto

Durante la última década, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte en los niños. Aún más alarmante, según el Centro para la Seguridad del Transporte (CDC), los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte para los hispanos de 1 a 34 años de edad. De hecho, los niños hispanos estan a mayor riesgo de sufrir lesiones y hasta la muerte resultando de un accidente automovilístico que otras razas.

¿Por qué los niños hispanos tienen un mayor riesgo de sufrir un accidente automovilístico mortal?

La respuesta corta es que no usamos los cinturones de seguridad tan a menudo como deberíamos. En toda América Latina, no es la norma usar el cinturón de seguridad o usar asientos de seguridad para el automóvil. Esto puede estar relacionado con la falta de conocimiento y la falta de mensajes culturalmente apropiados de los programas de intervención de educación pública generalizados.

Muchos de nosotros hemos escuchado a Abuela decir “en mis tiempos no usamos nada de eso y estoy bien”. Necesitamos romper este ciclo. Aunque seguimos algunas creencias, como los remedios caseros para combatir los resfriados leves, las precauciones de seguridad aumentadas no es algo que debamos tomar a la ligera.

El uso del cinturón de seguridad entre los niños pequeños a menudo depende del uso del cinturón de seguridad del conductor. Casi el 40 por ciento de los niños que viajan con conductores sin cinturón tampoco tenían el cinturón de seguridad puesto o estaban en un asiento de seguridad. Usted ha visto a su hija pretender maquillarse o su hijo pretender tomar café imitando su rutina matutina. El uso del cinturón de seguridad no es diferente. Como padres y cuidadores, debemos entender que los niños copian lo que ven. Esto significa que los hábitos de los padres se convierten en hábitos de los hijos. Un estudio de los CDC revela que más de 618,000 niños entre las edades de 0 y 12 viajaron en vehículos sin el uso de un asiento de seguridad para el automóvil, un asiento elevado o un cinturón de seguridad al menos algunas veces. Este nunca debería ser el caso.

Además de no poner a los niños en un asiento de seguridad, los sistemas de retención infantil a menudo se usan incorrectamente. Se estima que el 46 por ciento de los asientos de seguridad para el automóvil y los asientos elevados se usan de manera incorrecta que puede reducir su efectividad.

Un estudio reveló que muchos padres creían que los asientos elevados no tenían ningún propósito de seguridad real y simplemente elevan al niño. Sin embargo, el uso de asientos elevados en lugar de cinturones de seguridad puede reducir las lesiones por accidentes de un niño en un 45 por ciento.

Solucionando el problema

Hay muchas estadísticas reveladoras que muestran cómo estamos fallando a nuestros hijos. Algunos son:

  • En 2016, 723 niños de 12 años o menos murieron como ocupantes en accidentes automovilísticos y más de 128,000 resultaron heridos. El treinta y cinco por ciento de los niños que murieron no estaban abrochados.
  • De los niños que no estaban abrochados, el 46 por ciento eran niños hispanos.

¡Juntos podemos cambiar estas estadísticas y combatir lesiones y muertes infantiles debido a los accidentes automovilísticos!

La forma más sencilla de reducir las muertes y lesiones por accidentes automovilísticos para cada edad es simplemente abrocharse el cinturón. El uso del cinturón de seguridad no solo reducirá su riesgo de lesiones y muerte a la mitad aproximadamente, sino que será un buen ejemplo para su carga más preciada.

Si su hijo no ha alcanzado los límites de altura y peso para no estar en un sistema de seguridad, asegúrese de que esté en un asiento de seguridad o asiento elevado que sea apropiado para su tamaño. El uso del asiento de seguridad para el automóvil reduce el riesgo de lesiones en un choque en un 71-82 por ciento para los niños, en comparación con el uso del cinturón de seguridad solo.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades sugiere que, además de promulgar leyes de seguridad infantil y distribuir asientos de seguridad, la implementación de programas de educación en el uso de asientos de seguridad y asientos elevados adecuados para el automóvil aumentaría la conciencia y evitaría muertes y lesiones infantiles. Asista a los controles de seguridad de los asientos de seguridad y eventos similares en su área. Comparta con sus amigos y familiares para ayudar a correr la voz.

Pautas para el asiento de seguridad y el asiento elevador

Los niños latinos tienen un 60 por ciento más de probabilidades de morir en accidentes que los niños blancos no latinos. Entre los niños latinos, los niños de cuatro a ocho años son los más propensos a lesionarse en un choque, de acuerdo con el informe Partners Partners for Child Passenger Safety (PCPS Fact and Trend Report publicado por AAA). Los investigadores creen que este mayor riesgo se debe a que los niños en este grupo de edad tienen menos probabilidades de ser abrochados adecuadamente para su edad y tamaño.

A continuación hay pautas para ayudar a asegurar que su hijo esté seguro adecuadamente.

Asiento de seguridad orientado hacia atrás

Los niños deben permanecer abrochados en un asiento de seguridad para el automóvil orientado hacia atrás por el mayor tiempo posible. Esto es hasta que alcanzan la altura máxima y el límite de peso de su asiento de seguridad. Las edades son desde el nacimiento hasta los 2-4.

Asiento de carro orientado hacia adelante

Una vez que un niño ha superado su asiento para el automóvil orientado hacia atrás, debe permanecer abrochado en un asiento para el automóvil orientado hacia adelante hasta que alcance el límite máximo de altura y peso de su asiento para el automóvil. Deben estar en un asiento de seguridad orientado hacia adelante hasta al menos los cinco años.

Asiento elevador

Después de alcanzar la altura máxima y el límite de peso de un asiento para el automóvil orientado hacia adelante, el niño debe permanecer abrochado en un asiento elevado hasta que el cinturón de seguridad se ajuste correctamente. Esto generalmente ocurre cuando un niño mide cuatro pies y nueve pulgadas de altura y tiene entre nueve y doce años.

Cinturón de seguridad

Si el cinturón de seguridad le queda bien a un niño, ya no necesita usar un asiento elevado. Sabrá que el cinturón de seguridad le queda bien cuando el cinturón de regazo se extiende sobre la parte superior de los muslos y no sobre el estómago. El cinturón de hombro debe estar sobre el pecho y no sobre el cuello.

Consejos adicionales para la seguridad de pasajeros

Instale los asientos de seguridad y los asientos elevados correctamente

Puede ir a un departamento de bomberos local para que verifiquen la instalación adecuada del asiento de seguridad de su hijo.

Comprende las etapas del asiento de seguridad

Es importante recordar que los niños crecen y superan sus asientos de seguridad. Revise el asiento de seguridad de su hijo para conocer los requisitos de altura y peso para el modelo específico en el que se encuentra.

La corta distancia no es excusa

Ningún viaje es demasiado corto para evitar abrochar adecuadamente a sus hijos. Se estima que el 52 por ciento de los accidentes automovilísticos ocurren dentro de las cinco millas de la casa de una persona.

Sé el mejor modelo a seguir que puedas ser

Póngase el cinturón de seguridad antes de encender su vehículo y no se desabroche hasta que haya llegado a su destino y el encendido esté apagado. Esto se convertirá en una rutina para sus hijos tanto como ponerse los zapatos.

No asiente a los niños frente a una bolsa de aire

Las bolsas de aire tienen el potencial de lastimar gravemente a los niños e incluso matarlos. Nunca coloque asientos para el automóvil orientados hacia atrás frente a una bolsa de aire. Además, nunca permita que los niños menores de 12 años se sienten en el asiento delantero.

A The Carlson Law Firm le importa

La seguridad de los niños es una de las principales preocupaciones aquí en The Carlson Law Firm. A través de nuestro programa de caridad, Carlson Cares, recientemente realizamos un evento de control de seguridad para los asientos de seguridad. Nos asociamos con técnicos de asientos para automóviles del Programa KidSafe de Texas y ofrecimos inspecciones gratuitas para asegurar que los asientos de seguridad estaban instalados correctamente en el vehículo y que el niño estaba en un asiento de seguridad apropiado para su altura y peso. Se proporcionaron asientos de seguridad gratuitos para aquellos que no pasaron la verificación de seguridad del asiento de seguridad. Nuestro objetivo era reducir el riesgo potencial de lesiones a tantas familias como sea posible, así como proporcionar conocimiento sobre la seguridad de los pasajeros.

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado en un accidente automovilístico, The Carlson Law Firm está aquí para ayudarlo. Permítanos evaluar su caso y analizar sus opciones legales para obtener la compensación máxima. Lo protegeremos de cualquier manera que podamos y nos aseguraremos de que esté en la mejor posición posible para un alivio a largo plazo.

Consulta Gratuita: 866-243-8392

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Other Blogs