¿Quién es responsable por mis lesiones por mordida de perro?

¿Quién es responsable por mis lesiones por mordida de perro?

Cuando se produce una mordida de perro, la mayoría asume que el dueño del perro será responsable de las lesiones y el daño causado como resultado de la mordida. Aunque los dueños de perros son responsables la mayor parte del tiempo, otras personas pueden ser responsables o pueden haber atribuido la mordida de perro y podrían terminar pagando los gastos médicos de la víctima y otras pérdidas además de sus propios gastos legales.

Las mordidas de perro son muchas veces mucho más que solo una mordida. Dichos ataques pueden provocar lesiones horribles, como laceraciones, daños a los nervios, desfiguración, infección y traumas psicológicos extremos. Al perseguir una demanda por mordida de perro, las víctimas pueden recuperar los daños que incluyen gastos médicos, dolor, sufrimiento, pérdida de salarios y cualquier otra pérdida relacionada con el ataque de un perro. Pero, ¿contra quién se hace el reclamo?

¿Qué se considera un “perro peligroso” en Texas?

Un perro que puede atacar a alguien sin provocación cuando no está en su hogar o en un área cerrada se considera un perro peligroso en Texas. El ataque no provocado puede amenazar la seguridad de la víctima y causar lesiones físicas.

¿Quién puede ser considerado responsable?

Dependiendo de dónde se produce la mordedura de un perro y de cuál perro atacó, la víctima no solo puede sentir dolor, sino que también puede sentirse abrumada a la hora de decidir si quiere emprender acciones legales. Puede ser útil comprender quién puede ser considerado responsable de una mordedura de perro.

El cuidador de perros, paseador de perros o alguien que cuide al perro. La persona que actúa como guardián del perro puede ser considerada responsable de la mordida del perro. Esto podría ser posible si la persona que cuida al perro viola una ley local de restricción de perros.

El propietario donde ocurrió la mordida del perro. Si está alquilando un apartamento, una casa o cualquier otra propiedad de un propietario y fue atacado por un perro mientras se encontraba en la propiedad del propietario, existe la posibilidad de que pueda presentar una demanda contra el propietario por las pérdidas que ha sufrido de un perro. mordedura. Para tener éxito al hacerlo, el incidente debe cumplir con lo siguiente:

-El ataque ocurrió en un área común, por ejemplo, un patio.

-El propietario era consciente de que el perro tenía tendencias agresivas, pero no hizo nada para eliminar la amenaza. Un ejemplo sería, otros inquilinos han presentado quejas sobre la agresión del perro, y el inquilino no tomó medidas para resolver las quejas.

-Según el propietario, ciertas razas estaban prohibidas, pero no aplicaban las reglas.

-El propietario no cumplió con su deber de mantener a sus residentes a salvo del perro. Por ejemplo, el propietario era consciente de que una valla que mantenía a un perro cruel alejado de los demás tenía un agujero, pero no hizo nada para repararlo.

Los propietarios tienen el poder de controlar lo que sucede en sus propiedades y mantener sus propiedades seguras. También tienen el poder de elegir qué acciones ejecutarán si se revela que un perro peligroso puede ser una amenaza para otros está en su propiedad.

La víctima de la mordida de perro. Es raro que una víctima sea considerada responsable de sus propias heridas, pero no es desconocida. Esto es posible en situaciones donde la víctima estaba traspasando, lastimando al perro o cometiendo un crimen.

El propietario del perro. El dueño del perro tiene la responsabilidad de evitar que su perro haga daño a los demás. Esto es especialmente cierto si saben que su perro se asusta fácilmente, es territorial o agresivo. De hecho, las tres cosas pueden provocar una mordida o un ataque. Según la ley de Texas, los dueños de perros deben tener a sus perros bien sujetos y no pueden permitir que vaguen libremente.

¿El seguro del propietario cubre los reclamos de mordeduras de perro?

Si el dueño del perro se encuentra en un estado económico promedio o inferior, puede ser imposible que sufrague todos los gastos causados ​​por la mordida de perro. La buena noticia es que hay situaciones en las que el seguro de propietarios pagará por sus lesiones.

El propósito del seguro de propietarios en este tipo de situación es ayudar a pagar las lesiones que las personas reciben en la propiedad de otra persona. Muchas lesiones resultan excesivamente costosas, lo que dificulta que los propietarios paguen de su bolsillo por tales lesiones a menos que sean bastante ricas. El seguro de propietario le brinda la oportunidad de que sus cuentas médicas se resuelvan sin tener que soportar el estrés y la ansiedad de tener que demandar a un amigo o familiar.

El seguro del propietario generalmente solo intervendrá si la mordida del perro ocurrió dentro de los límites de la propiedad de alguien. Esto podría ocasionar problemas si su perro estaba en su propiedad en el momento en que ocurrió la mordida del perro. Si caminaba por la calle y el perro lo atacó en la calle, es posible que el seguro del propietario no cubra los costos. En cambio, es posible que deba demandar al dueño del perro en la corte en lugar de hacerlo a través del sistema de seguro.

Si sufrió lesiones por una mordedura de perro y el dueño de la propiedad afirma que no tiene seguro, no se rinda. Hay momentos en que los propietarios no saben que su seguro de hogar cubre lesiones por mordeduras de perro. Un abogado experto en mordeduras de perro podrá investigar si hay un seguro en la propiedad donde fue atacado.

Presentación de cargos criminales por mordida de perro en Texas

La Sección 822.005 del Código de Salud y Seguridad de Texas le permite presentar cargos criminales por mordida de perro si:

-El propietario no aseguró al perro, y atacó lejos de la propiedad personal o real del dueño sin ser provocado.

-El propietario sabía que el perro era peligroso y atacó sin ser provocado fuera de un recinto seguro para perros.

-Uno de los escenarios mencionados anteriormente ocasionó daños corporales graves o la muerte.

Para que un dueño de perro pueda defenderse contra una demanda de responsabilidad por mordida de perro exitosamente, debe probar:

1. Que no sabía que su perro era agresivo.

2. El demandante estaba ilegalmente traspasando la propiedad del dueño del perro.

3. El perro estaba apropiadamente restringido, y estaban controlando adecuadamente al perro.

¿Cómo puede ayudar The Carlson Law Firm?

Aquí, en The Carlson Law Firn, contamos con un equipo de abogados, personal de enfermería e investigadores listos para determinar quién es responsable de las lesiones sufridas por una mordida de perro. Tenemos más de cuatro décadas de experiencia ayudando a aquellos que fueron mordidos por un perro y tenemos el conocimiento de lo que se necesita para recuperar la máxima compensación en nombre de nuestro cliente. Póngase en contacto con nosotros hoy, para una consulta gratis y sin compromiso. Nos importa, podemos ayudar.

Consultas Gratuitas: 866-243-8392

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Other Blogs